Trucos para dejar el arroz en su punto

Los domingos son, sin duda alguna, los días por excelencia del arroz. ¿Quién no ha consumido durante este día un plato de paella o un arroz con sepia y gambas? Sin embargo, cualquier día de la semana puede servir de excusa para preparar una buena receta de este rico y sabroso alimento que representa el cereal más consumido de todo el mundo. Para que nuestra experiencia con el plato sea óptima y adecuada, se deben conocer una serie de técnicas y trucos para conseguir un arroz en su punto puesto que cada receta cuenta con unas particularidades diferentes. De no ser así, podría quedar un grano duro o pastoso que hiciera que no volviéramos a optar por ese plato.

El arroz supone un complemento perfecto para todo tipo de ingredientes, pudiéndolo acompañar de verduras, carne, pescado o legumbres, por lo que la variedad de recetas es inmensa. Los factores que influyen a la hora de conseguir un arroz en su punto son el agua, el fuego y el tipo de arroz que se utilice, además de la mano que ponga el cocinero en su trabajo. Nadie dijo que la cocción del arroz fuera sencilla, pero todo el mundo es capaz de lograr ese punto perfecto que deje a los comensales con ganas de repetir. ¿Te animas a conseguirlo? Compra el arroz que necesites en cualquiera de nuestros supermercados de Mercadona, Carrefour Market, DÍA, El Corte Inglés o Caprabo y ponte ante los fogones para lograr ese arroz en su punto.

Trucos para dejar el arroz en su punto

El agua. Por lo general, la cantidad de agua que se ponga debe ser el doble de la medida de arroz. Sin embargo, según los ingredientes que se utilicen, la dosis variará. De esta manera, si se está haciendo un arroz acompañado de ingredientes como el jamón, la carne de cerdo o de pollo, se deberá aumentar la cantidad de agua porque se tratan de productos más secos. Por el contrario, si el plato contiene verduras o pescados como el rape y el calamar, se tendrá que reducir esta proporción puesto que son artículos que, por sí mismos, expulsan una gran cantidad de agua al cocer. Sobre si es bueno usar agua del grifo, la respuesta dependerá de la región geográfica en la que te encuentres. Únicamente es aconsejable utilizarla en la zona de Levante, en el resto, será mejor optar por el agua mineral.

El fuego. La utilización del fuego es de vital importancia para lograr un arroz en su punto. Para ello, el fuego deberá estar igual de repartido por toda la base de la sartén, siendo su diámetro similar al de la cazuela que se haya elegido. Cuando se añada el arroz, se subirá la intensidad del fuego durante diez minutos con el objetivo de lograr una cocción más rápida. Pasado este tiempo, se baja otros diez minutos para que se cueza a fuego lento. Un truco para conseguir un arroz en su punto es, cuando falte poco para estar perfecto, retiradlo del fuego, tapadlo con papel de periódico o de aluminio para no perder la humedad y dejarlo reposar hasta que termine de hacerse.

Tipo de arroz. Cada grano tiene una particularidad diferente, razón por la que habrá que conocer el tiempo de cocción de cada uno de ellos para obtener un arroz en su punto. Si se opta por un grano largo o basmati, habrá que esperar alrededor de 12 minutos para poder disfrutar del plato que hayamos preparado. Dependiendo de los ingredientes, por cada taza de arroz, se debería añadir dos de agua. Por lo que respecta al grano redondo, necesita una cocción de 15 minutos, aunque es recomendable sofreír un poco el arroz antes de comenzar a cocerlo. En este caso, por cada taza de arroz, se deberán verter dos tazas y media de agua.

Trucos para dejar el arroz en su punto

El tipo de arroz que presenta una preparación más costosa es el grano integral puesto que, aunque representa la variedad más saludable, necesita un tiempo de cocción de 40 minutos para lograr un arroz en su punto. Además, requerirá de una mayor cantidad de agua puesto que será imprescindible usar cuatro tazas de agua por cada una de arroz con el fin de que se nos quede un plato para chuparnos los dedos. Pásate por Carrefour Market, DÍA o El Corte Inglés y compra el tipo de arroz que más vaya contigo.

¿Cómo conseguir un buen arroz meloso?

Una de las recetas triunfa en nuestra gastronomía es el arroz meloso. Sin embargo, conseguir que el grano no quede ni demasiado suelto ni demasiado seco es una habilidad que, únicamente, tienen unos pocos. ¿Qué se entiende por arroz meloso? La maestría de encontrar el punto exacto e idóneo entre el arroz seco y el caldoso, de manera que el grano quede con una textura untosa y agradable. Para conseguir un buen arroz meloso no hay que dejar de remover el contenido mientras se está haciendo, dejando atrás ingredientes como la nata, la leche o la harina que solamente se usan en las elaboraciones de risottos.

Trucos para dejar el arroz en su punto

En el caso de que el arroz meloso esté acompañado de verduras, estas deberán estar cocidas de una determinada manera. El punto de melosidad del plato final dependerá de que hayamos usado un sofrito de verduras que quede suelto, sin excesiva presencia de aceite y de agua. Las salsas deben presentar un cuerpo ideal para que no den constancia del tomate triturado que se ha añadido previamente. Para saber si está todo igualado, al coger la cuchara deberemos notar una unidad de arroz, verduras, salsa y caldo. La cantidad de agua necesaria para realizar este tipo de platos es de tres tazas de caldo por cada una de arroz.

Si no te sale un arroz en su punto a la primera, no te resistas. Seguro que, con la práctica, poco a poco, lograrás unos platos con los que dejarás boquiabiertos a todos los que los prueben.

Imágenes de Gallina Blanca y El Comidista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.