5 salsas hechas con la Thermomix que enriquecerán tus platos

Uno de los secretos menos escondidos de la cocina es que nos permite innovar. En el mercado existen una gran cantidad de ingredientes que nos abren las puertas hacia nuevas variaciones y sabores que, en algún momento, resultaron desconocidos para nuestro paladar. Por este motivo, te toca decir adiós a la rutina y comenzar a innovar entre los fogones. Una de las formas de conseguirlo de manera fácil y rápida es mediante las salsas que acompañan a los platos, salsas que son las que otorgan ese toque diferente y característico a las elaboraciones, convirtiéndolas en matrículas de honor. La salsa al cava, la de tres quesos o, incluso, la de setas, son solo algunos ejemplos con los que acompañar la carne. Sin embargo, las opciones son interminables, ¿quieres conocer las que puedes elaborar gracias a la Thermomix?

La Thermomix es un instrumento culinario que nos facilita mucho la labor gastronómica. De esta manera, en apenas unos segundos podrás disfrutar de unas ricas, deliciosas y sabrosas salsas únicamente disponiendo de los ingredientes adecuados para elaborarlas. En el caso de que no los tengas, te proponemos que confíes en nosotros porque, desde Comprea, podrás recibir la compra en casa en una hora o a la hora que tú elijas desde diferentes supermercados como Carrefour Market, DIA, Mercadona, El Corte Inglés o Caprabo, entre otros. Así que, no esperes más, toma nota de todo lo que necesites y comienza cuanto antes a enriquecer tus platos con magníficas salsas. Tu paladar e incluso los de tus comensales te lo agradecerán, así que, ¿nos ponemos manos a la obra?

1. Salsas de bechamel de quínoa

salsas bechamel y quinoa

Una buena forma de introducir los cereales y semillas en la alimentación es mediante la salsa de bechamel de quínoa, un condimento que reinventa uno de los productos clásicos, la bechamel, con otro que se ha ganado un hueco destacado en la cocina, la quínoa. Esta salsa está pensada para ser consumida por todos los públicos puesto que, los que sufren celiaquía, también la pueden incorporar a la dieta, siempre y cuando utilicen los ingredientes permitidos para su consumo. Respecto al sabor, es dulce por lo que estas salsas podrán emplearse para elaborar cualquier plato, desde croquetas hasta lasañas. ¿Te animas a hacerlas?

Los ingredientes que necesitarás serán:

• 40 gr. de quínoa
• 15 gr. de margarina vegana
• 10 gr. de aceite de oliva
• 370 gr. de leche vegetal
Sal
Pimienta
Nuez moscada

Su preparación es muy sencilla, aunque para que todo salga perfecto deberás prestar atención a los tiempos. De esta forma, en primer lugar, pon la quínoa en el vaso y, a continuación, tritúrala durante diez segundos a velocidad 10. Después, espera un poco y vuélvela a batir otros cinco segundos a la misma velocidad. Resérvala.

Por otra parte, sin lavar el vaso, coloca la margarina y el aceite para calentarlos durante un minuto, a 100º y a velocidad 1 para que la margarina se derrita y las grasas se impregnen. Cuando esté lista, introduce la quínoa y tuéstalo todo durante dos minutos, a 100º y a velocidad 2. Transcurrido ese tiempo, agrega la leche, salpimienta a tu gusto y aromatiza con la nuez moscada. Cuando se obtenga la mezcla, caliéntalo todo durante tres minutos, a 100º y a velocidad 4. Dependiendo del uso que le vayas a dar a estas salsas de bechamel de quínoa, podrás jugar con el tiempo para dejarla líquida o densa.

2. Salsas de yogur, atún y aceitunas

¿Estás cansado de poner siempre las mismas salsas en la ensaladilla, en las ensaladas o en las verduras? Si es así, no pierdas la oportunidad de elaborar esta deliciosa salsa de yogur, atún y aceitunas. Se trata de una salsa ligera, que no lleva ni aceite ni huevo, pero que, a pesar de ello, aportará tal sabor a tus platos que te será inevitable no introducirla en cualquier receta. Únicamente necesitarás tres ingredientes, ¿me vas a decir que no te han entrado ganas de probarla? Con ella, el éxito está garantizado.

Los ingredientes que debes disponer en tu despensa para poder realizarlas son:

• 100 gr. de atún en aceite escurrido
• 30 gr. de aceitunas verdes sin hueso
• 200 gr. de yogur natural

¿Estás preparado? ¡Apenas te llevará unos minutos! Para comenzar, coloca en el vaso el atún y las aceitunas y, a continuación, programa la Thermomix a velocidad 5 durante diez segundos. Transcurrido ese tiempo, añade el yogur y, de nuevo, prográmalo durante diez segundos con la misma velocidad. Después, recoge con una espátula todo el contenido que se haya podido quedar en las paredes del recipiente, introdúcelo en el recipiente y, de nuevo, tritúralo durante unos segundos a velocidad 10 para que todo se quede bien integrado. Después de esto, ya podrás empezar a disfrutar de su emblemático sabor.

3. Salsas de nueces, ideal para pastas

salsas de nueces

Si tuvieras que nombrar cinco tipos de salsas para la pasta, ¿cuáles son las que dirías? Sin lugar a dudas, la salsa boloñesa o la carbonara figurarían prácticamente en la totalidad de las respuestas. Sin embargo, si os habéis cansado un poco de ellas, os proponemos un condimento que harán vuestros platos irresistibles, la salsa de nueces. Esta salsa resulta ideal para las dietas vegetarianas y veganas, además de ser perfecta para quienes deben controlar su colesterol puesto que, en su composición, solo presenta las grasas insaturadas, es decir, aquellas consideradas como “grasas buenas”.

Los ingredientes necesarios serán:

• 100 gr. de nueces
• 30 gr. de piñones
• 40 gr. de pan rallado
• 25 gr. de aceite de oliva
• 500 gr. de leche de soja sin azúcar
Nuez moscada
Sal
Pimienta molida

En primer lugar, pon en el vaso las nueces, 20 gr. de piñones, el pan rallado, el aceite de oliva y 300 gr. de leche de soja. Una vez introducidos todos los ingredientes, programa la Thermomix a velocidad progresiva 5-7-8 durante quince segundos. Transcurrido ese tiempo, introduce en la mezcla el resto de la leche, la nuez moscada, la sal y la pimienta, programándolo otra vez a velocidad progresiva 8-10 durante diez segundos. Después, calienta la salsa programando cinco minutos, a 100º y a velocidad 1 y, ¡la salsa de nueces estará lista! Eso sí, los piñones los deberás agregar una vez el condimento esté impregnado con la salsa. ¡Qué aproveche!

4. Salsa de hierbas aromáticas

Una salsa con un sabor y color intenso, que enriquecerá nuestros platos y que se catapultará rápidamente al olimpo de las salsas. Además, resulta perfecta para acompañar al pescado puesto que, al estar formada por albahaca, perejil y menta, le da ese toque especial que hace que la combinación de hierbas aromáticas y pescado sea totalmente irresistible. Sin embargo, ¿cuál es la ventaja de esta salsa? Que se conserva muy bien en la nevera, por lo que no será necesario consumirla inmediatamente después de su elaboración. Eso sí, procura taparla bien para que no se oxide. ¿Nos metemos en acción?

Los ingredientes que deberás utilizar son:

• 15 gr. de hojas de perejil
• 15 gr. de hojas de albahaca
• 10 gr. de hojas de menta
• 80 gr. de aceite de oliva
• Dos anchoas
• 100 gr. de cebolleta fresca
• 10 gr. de alcaparras
• 40 gr. de zumo de limón
• Un diente de ajo
Sal
Pimienta

Para comenzar, lava y seca las hojas de las hierbas aromáticas. Después, colócalas en el vaso de la Thermomix junto a las anchoas, las alcaparras, el zumo de limón, los ajos pelados y la cebolleta pelada y cortada en cuartos. Tritura el contenido durante diez segundos a velocidad 9 y, cuando esté listo, baja la mezcla hacia las cuchillas.

A continuación, pon un recipiente sobre la tapa, presiona el botón de balanza y mide la cantidad de aceite. Después, retira el recipiente y programa un minuto a velocidad 4 y, con el cubilete puesto, incorpora poco a poco el aceite. Transcurrido ese tiempo, comprueba que la salsa esté emulsionada y, si es así, ya la puedes empezar a consumir. Deliciosa, ¿verdad?

5. Salsa teriyaki

salsas teriyaki

En esta ocasión, nos trasladamos a la gastronomía asiática. Seguro que habéis probado la salsa teriyaki en alguna ocasión, aunque probablemente no hayas tenido la valentía de prepararla para tus platos. Su exquisito sabor la hace perfecta para aderezar carnes o verduras, razón por la que elaborarla con la Thermomix debería estar en tu lista de tareas pendientes de hacer a corto plazo. Rápida, fácil y económica de hacer, además de que, si la guardas bien, puede aguantarte cerca de diez días, ¿qué más se le puede pedir a una salsa?

Los ingredientes que necesitarás para poder disfrutar de esta salsa son:

• 20 gr. de azúcar pulverizado
• Un diente de ajo
• Una rodaja de jengibre
• 50 gr. de tamari
• 20 gr. de mirin
• 20 gr. de sake

¡Comencemos su preparación! En primer lugar, pon en el vaso el azúcar y prográmalo durante diez segundos a una velocidad de 5. Transcurrido ese tiempo, retíralo de la Thermomix y resérvalo. Después, pon el diente de ajo pelado, el jengibre y pícalos durante dos segundos a velocidad 8 para, a continuación, añadir el resto de ingredientes, incluido el azúcar pulverizado. Programa quince minutos a 90º, velocidad 1 y, cuando esté lista, filtra con una gasa para retirar los trozos de ajo y jengibre que hayan podido quedar. ¡Quedará riquísima para aderezar cada uno de los platos!

Las salsas son complementos obligados en nuestros platos, así que no pierdas más el tiempo y comienza a prepararlas para tus recetas. A ti, ¿cuál de todas ellas es la que más te gusta? Además, ¿qué salsa no puede faltar en tus platos?

Imágenes de Thermorecetas.

Deja un comentario