Nevera llena

10 alimentos que nunca debes guardar en la nevera

¿Quién no se ha encontrado la nevera que no cabe ni un alfiler? Muchas veces parece más un armario de la cocina que un frigorífico y aunque parezca el mejor sitio para conservar nuestros alimentos, en determinadas ocasiones el frío puede causar cambios en su sabor, propiedades o hacer que se pongan malos más rápidamente. Por eso hoy te hablamos de esos alimentos que cuanto más lejos de la nevera, mejor.

tomateTomates: pierden todo su sabor con el frío ya que hace que se frene el proceso de maduración, que es lo que les hace tan sabrosos. Además se altera su textura y la pone harinosa, por lo que lo más recomendable es ponerlos en un bol en la encimera.

patatasPatatas: el frío hace que el almidón se convierta en azúcares por lo que se convertirá en dulzona y harinosa. Lo más recomendable es guardarlas en una bolsa de papel y donde no les de la luz directamente, así las patatas tardan más en pudrirse.

panPan: en la nevera se seca y se pone duro rápidamente. Es preferible guardarlo en una bolsa de tela a temperatura ambiente o congelarlo. Si se congela, debe envolverse para que conserve mejor su humedad.

aguacatesAguacates: Si compramos aguacates maduros y no queremos usarlos todavía, no hay que meterlos en la nevera para que aguanten más, sino dejarlo en un lugar fresco y con poca luz porque al meterlo en la nevera se pondrá completamente negro y duro como una piedra.

cafeCafé: pierde todo su sabor dentro de la nevera y, además, cogerá todos los olores del resto de alimentos que tengamos dentro. Los expertos insisten en que debe guardarse en sitios frescos y oscuros para que guarde su aroma, sabor y su frescura ya que la luz, el aire y el calor son  los principales enemigos del café.

aceite de olivaAceite de oliva: En la nevera el frío hace que se condense y adquiera una consistencia similar a la mantequilla, además de alterar su sabor. Por eso, la manera ideal de almacenarlo es dejar el envase en un lugar fresco y, a ser posible, alejado de la luz directa.

cebolla

Cebollas: La humedad de la nevera hace que se reblandezcan y se pongan mohosas rápidamente. Para evitarlo, hay que guardarlas en un lugar fresco y seco, y siempre separadas de las patatas ya que si se guardan juntas se pudrirá antes porque emiten un gas que provoca que ambas se echen a perder.

ajosAjos: Al meter los ajos en la nevera, empezarán a brotar pequeños tallos y se pondrán correosos y mohosos. Para evitar esto y conseguir que los ajos se mantengan frescos, lo más recomendable es guardarlos en una bolsa de tela en un lugar fresco y seco.

frutas tropicalesFrutas tropicales tipo piña, plátano, papaya: Las bajas temperaturas anulan las enzimas que permiten madurar a las frutas tropicales, a las que el frío hace que su pulpa se vuelva pastosa o su piel se ponga negra.

chocolateChocolate: Es uno de los alimentos que más duda genera. Sin embargo, los expertos lo tienen claro, el chocolate no hay que meterlo en la nevera salvo que contenga algún relleno lácteo o haga mucho calor. El frío hará que le salga una especie de capa blanquecina, que significa que se ha alterado su sabor y textura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.