6 Alimentos a evitar (o reducir) en tu dieta

Hace ya varias semanas que se acabaron las fiestas y que fijamos los famosos propósitos de año nuevo. Todos empezamos con mucha fuerza de voluntad pero a día 19 de enero estamos entrando en ese período en el que esa fuerza de voluntad empieza a flaquear y vemos cada vez a menos gente yendo al gimnasio o pidiendo una ensalada en vez de una hamburguesa en el restaurante.

Por este motivo, desde el post de hoy de nuestro blog vamos a recordaros los alimentos que debes seguir reduciendo en tu dieta y os animamos a que continuéis con esos propósitos durante, al menos, unas semanas más!

Refrescos

Zumos y refrescos: Ni siquiera te fíes de que ponga light en el envase. Esos zumos tienen un alto contenido en azúcar igual que los refrescos, por lo que no es aconsejable ninguno de los dos. Mucho más recomendable es que seas tú mismo el que te hagas el zumo y, aún mejor, si en vez de eso te tomas un par de piezas de fruta directamente, ya que cuando haces un zumo se pierde la mayor parte de fibra que tiene la fruta, quedándonos sin embargo con todo el azúcar.

cereales

Cereales y barritas de cereales de “dieta”: Este tipo de cereales o barritas con aspecto bajo en grasas o light es sólo un intento de engañarnos cuando en realidad contienen el mismo azúcar que cualquier producto industrial. Una alternativa a estos cereales es la avena que además mezclada con fruta hace un desayuno espectacular.

mantequilla

Aceites y mantequillas: directamente deberíamos eliminarlas de nuestra alimentación diaria. Sin embargo, el aceite de oliva no puede faltar, aunque siempre con moderación. Una alternativa es pasarnos al limón a la hora de cocinar.

lacteos

Lácteos: No estamos diciendo que los elimines de tu dieta sino de que los reduzcas, ya que no ayudan a perder peso, si es que ese es tu objetivo. Los quesos, en concreto, tienen una gran cantidad de grasa osea que cuanto más lejos, mejor. Para la leche, puedes probar la leche de soja o de almendra como alternativa.

Embutidos

Carne: Los embutidos, la carne de cerdo o ahumada no nos ayudan a la hora de perder peso. Esto no quiere decir que debamos eliminarlas de nuestra dieta pero sí reducir su consumo.

sopas-instantaneas

Sopas: A primera vista parece algo ligero ¿verdad? No siempre es así. Las sopas instantáneas por ejemplo contienen un alto porcentaje de grasas saturadas, carbohidratos y aditivos. Olvídate de ellas y pásate ya a las sopas caseras, que además están mucho más buenas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.