Las verduras frescas, elemento indispensable en nuestra dieta

Uno de los objetivos que nos marcamos en la alimentación es poder llevar una dieta sana y equilibrada. Sin embargo, esto no es posible sin la presencia de las verduras que, ya sean frescas o congeladas, suelen producir un gran rechazo por parte de la población. Las acelgas, el brócoli, la coliflor o, incluso, los pimientos no cuentan con grandes amigos, razón por la que los platos carecen de la variedad de colores que proporcionan. Las verduras frescas son sinónimo de salud y, como cualquier otro alimento, también tiene su día internacional que se celebra todos los 16 de junio. Por lo tanto, ¿qué mejor manera de rendirle un homenaje que mediante una serie de platos en las que las verduras frescas sean las grandes protagonistas?

Comer siete o más porciones de fruta y vegetales al día es más sano que las cinco recomendadas actualmente por muchos países del mundo y la Organización Mundial de la Salud (OMS), según establece un estudio elaborado por la University College London. Las cualidades que presentan las verduras frescas nos permiten poder cocinarlas en una gran variedad de platos como pueden ser sopas, cocidos, pastas o ensaladas. Su alto contenido en agua facilita la eliminación de las toxinas de nuestro organismo, su aporte de fibra ayuda a regular la función de nuestro intestino o ser fuente exclusiva de vitamina C y de provitamina A, las hacen ser un complemento perfecto de nuestra alimentación. Además, las verduras frescas contienen muchos antioxidantes, los cuales actúan como protectores de ciertas enfermedades. ¿Por qué no las vamos a incluir en nuestra dieta?

Crema de espárragos trigueros y manzana con queso Gongonzola

verduras frescas, crema espárragos trigueros y queso gorgonzola

Verduras frescas y frutas, una combinación ideal para una comida o una cena. A través de esta receta podrás disfrutar de una combinación de sabores, donde el queso le da un toque especial. Podrás tomarla fría o caliente, pudiéndola adaptar a la estación del año en la que nos encontremos. Si no dispones de algunos de los ingredientes para elaborarla, no te preocupes porque Comprea te soluciona el problema. Elige el supermercado que más te guste de entre la variedad que se oferta, pudiendo ser Carrefour Market, DIA o Mercadona, pídenos los ingredientes y te lo llevamos a casa a la hora que tú elijas. ¡Que la pereza no te impida comer lo que más te guste!

Los ingredientes necesarios para poder elaborarla son:

• Dos manojos de espárragos trigueros
• Dos manzanas pequeñas
• Medio puerro
• Dos dientes de ajo
• 80 gr. de queso Gorgonzola
• 80 ml. de nata líquida
Sal

No hace falta ser un manitas para llevar a cabo este plato, por lo que, ¿nos ponemos manos a la obra? En primer lugar, lava los espárragos y córtales las puntas, las cuales nos servirán para decorar el plato una vez esté finalizado. Por otra parte, pon un poco de aceite en una olla y sofríe durante cinco minutos la cebolla, el puerro y los dientes de ajo laminados. Después, incorpora los espárragos y las manzanas troceadas para rehogarlas diez minutos más.

Transcurrido este tiempo, cubre los ingredientes con agua, salpimienta al gusto y déjalo cocer todo hasta que la verdura esté tierna. De vez en cuando, deberás echarle un vistazo para evitar que se quede sin líquido y se queme. Retira la olla del fuego y, con una batidora, tritura todas las verduras. Poco a poco, ves vertiendo caldo para evitar que la mezcla se quede demasiado seca.

Hecho esto será el momento de realizar la crema de queso. Para ello, pon a calentar la nata y, cuando haya cogido temperatura, añade el queso y ves removiéndolo. Si cuentas con un bote vacío será conveniente que lo rellenes con la mezcla. Mientras tanto, saltea las puntas de espárragos hasta que comiencen a dorarse. Por último, coloca la crema de espárragos sobre el plato y, con el bote de la crema de queso, realiza espirales sobre la superficie para, a continuación, decorar con las puntas de los espárragos salteados en la sartén.

Pastelitos de acelgas, langostinos y maíz
Verduras frescas, pastelitos de acelga, langostinos y maíz

Una de las verduras frescas que más conflictos producen a la hora de consumirse son las acelgas, pero, ¿y sí te dijésemos que estarían camufladas en pastelitos? Aquí, seguro que, si no te gustan, tu cara está cambiando porque, ¿quién puede resistirse a un pastel? Se trata de una receta económica, sencilla y que se puede realizar en el microondas en apenas unos minutos. Coge papel y bolígrafo y apunta los ingredientes que necesites. Si no tienes alguno de ellos, pídenoslos en cualquiera de nuestros supermercados entre lo que se encuentran El Corte Inglés, Caprabo o DIA.

Los ingredientes que necesitarás para realizar cuatro pastelitos serán,

• 200 gr. de acelgas frescas
• Un huevo XL
• 125 gr. de crema de queso
• 125 ml. de nata para cocinar
• Diez langostinos
• 50 gr. de maíz dulce
• Una cucharadita de pimienta y nuez moscada
Queso rallado
Aceite de oliva
Sal

Estos pastelitos son muy completos puesto que combinan la verdura, el cereal y el marisco, además de contener los beneficios de los lácteos y el huevo. ¿Preparados para hacerlos? En primer lugar, en un recipiente apto para microondas pon las acelgas con un poquito de sal y caliéntalas tres minutos. Por otra parte, pela los langostinos y córtalos en trocitos. Cuando los tengas, ponlos en un bol y añádeles un chorrito de aceite y sal para, posteriormente, cocinarlos a máxima potencia durante un minuto. En un bol, mezcla las acelgas, los langostinos y el maíz.

Coge un molde para pasteles y pinta toda la superficie con un poco de aceite. A continuación, con una batidora tritura la nata líquida, la crema de queso y el huevo, además de la pimienta y la nuez moscada. Vierte la masa, que tendrá una textura uniforme, en los moldes sobre la mezcla de las acelgas. Lo metemos en el microondas durante dos minutos y lo dejamos reposar. Para comprobar que estén listos, mételes un palillo y si este sale limpio, nuestro resultado será positivo.

Transcurridos unos segundos, sacamos los moldes y le espolvoreamos un poco de queso rallado, acción que nos obligará a meter de nuevo la mezcla en el microondas. Un minuto después, cuando el queso esté fundido y los bordes hecho, será el momento de comenzar a degustar el pastel. ¡Qué aproveche!

Los platos elaborados con verduras frescas no tienen por qué ser aburridos, únicamente debemos ponerles un poco de imaginación. Las frutas y hortalizas deben estar presentes en nuestra alimentación si queremos cuidar la línea, por lo que no te quedes atrás y empieza a cocinar verduras. Además, ahora que al verano ya se le está dando la bienvenida, suponen los ingredientes idóneos para ensaladas, ¿no crees?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.