Los errores más comunes cuando cocinas pasta

¿Cuántos de vosotros diríais que sabéis cocinar pasta? Muy negado tienes que ser en la cocina para que no puedas ni hacerte un plato de pasta, de toda la vida ha sido el plato más socorrido cuando no tienes ni el talento ni las ganas de hacer de cocinillas. Sin embargo, a pesar de ser uno de los platos más fáciles de cocinar, sin saberlo cometemos errores que hacen que la pasta no quede todo lo bien que debería. En honor al día de la pasta te los vamos a contar para que puedas evitarlos la próxima vez!

Error 1: Usar poca agua.

Que la cantidad de agua no sea suficiente provocará que el punto de cocción no sea el adecuado. La proporción correcta para la próxima vez es de 1 litro de agua por cada 100 gr de pasta.

Error 2: Poner la pasta antes de que el agua esté hirviendo.

La falta de paciencia o las prisas porque tienes hambre hacen que te adelantes, haciendo que la textura final de la pasta no sea la más óptima.

Error 3: Añadir aceite a la pasta durante o después de la cocción.

Tengo que confesar que este error lo cometo. La idea de que debes añadir aceite para que la pasta no se pegue esta muy extendida y, sin embargo, lo único que conseguirás es que se cree una película sobre la pasta que no dejará que la salsa con la que vayamos a mezclarla se adhiera bien y evite que absorba su sabor. Lo que de verdad que hay que hacer para que no se te pegue es estar pendiente de la pasta durante la cocción utilizando una cuchara de madera para removerla.

Error 4: Poner sal después de cocer la pasta

Para que la pasta quede uniformemente salada lo que hay que hacer es añadir la sal al agua en el momento en el que esté hirviendo y no a la pasta directamente una vez esté cocinada. La proporción para guiarnos sería una cucharada sopera de sal por cada 2 litros de agua.

Error 5: Agua fría después de la cocción.

Vuelvo a caer. El mito es que metiendo la pasta bajo el chorro de agua evitaremos que se pase, sin embargo, lo único que haremos es que pierda gran parte de su sabor. Lo que te recomendamos hacer, es añadir un vaso de agua fría cuando la pasta esté al dente mientras sigue dentro del agua de la olla.

Error 6: Cocinar la pasta antes de la salsa.

Cualquier salsa por lo general necesita su tiempo mientras que cocinar la pasta es cuestión de minutos. Si dejamos la pasta reposar mientras preparamos la salsa, la pasta se pegará.

Una vez leídos confiesa…¿cuántos de estos errores cometes?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.