5 ideas para preparar un rico gazpacho

Cierra los ojos y piensa en un plato que sea rápido, fresco, fácil de preparar y económico. ¿Cuántos se te vienen a la cabeza? Independientemente del número que hayáis pensado, seguro que hay uno que figura en la mente de la gran mayoría, el gazpacho andaluz, considerado como una de las recetas más óptimas para combatir el calor. Además del gazpacho tradicional, que podrás encontrar en cualquier supermercado y que solo necesitarás unos segundos para abrir el envase, verter el contenido en un bol y tomártelo, existen una gran variedad de sabores a los que no podrás resistirte. Elaborados con frutas y verduras de temporada, podrás probar el gazpacho de melón, de zanahorias, de remolacha, de cerezas o de manzana, entre otros.

El gazpacho está altamente recomendado para todas aquellas personas que sufren estrés o que quieran dotar a su organismo de una mayor cantidad de vitaminas y minerales. El éxito de este delicioso manjar radica en que debe consumirse frío, siendo mejor tomártelo directamente de la nevera puesto que, de esta manera, podrás diferenciar más fácilmente los aromas de los distintos ingredientes que han participado en la preparación de esta deliciosa sopa fría. Sin duda, representa una buena forma de refrescarse, así que toma nota y elabora los sabores que más te gusten.

1. Gazpacho de remolacha

gazpacho de remolacha

Muchas personas se muestran reacias a consumir todos los gazpachos que supongan una variante de la receta tradicional. Sin embargo, a través de este gazpacho de remolacha, el cocinero Martin Berasategui ha conseguido respetar los sabores del plato original. Si no estás de acuerdo con esta afirmación, te animamos a probarlo porque, gracias a su textura y sabor, quedarás encantado.

Los ingredientes necesarios para elaborar esta receta los encontrarás en cualquiera de nuestros establecimientos como Carrefour Market, Mercadona o DIA. Por tanto, si te falta algún producto, no dudes en pedírnoslo porque, en una hora o a la hora que tú elijas, lo tendrás en tu domicilio para que puedas disfrutar, cuanto antes, de este exquisito gazpacho de remolacha.

• Un kg. de tomate maduro
• 10 gr. de pimiento verde
• 15 gr. de cebolla
• 25 gr. de pan
• 50 gr. de remolacha cocida
• Un poco de queso fresco
• Dos cucharadas de piñones tostados
• Una cucharada de cebollino picado
• Seis cucharadas de aceite de oliva
• Una cucharada de vinagre de Jerez
Sal

Su preparación es muy sencilla, razón por la que únicamente tardarás unos minutos en elaborarla. Para comenzar, tritura todos los ingredientes durante cinco minutos, a excepción del queso fresco, los piñones y el cebollino. A continuación, cuando obtengas una masa cremosa y homogénea, métela en el frigorífico. Por último, tuesta un poco los piñones, corta en daditos el queso fresco y mézclalos con un chorrito de aceite y el cebollino. En el momento en que vayas a consumir el gazpacho, será conveniente que los sirvas como guarnición del gazpacho. Sabroso, ¿verdad?

2. Gazpacho de manzana

gazpacho de manzana

El gazpacho de manzana representa el plato ideal para llevártelo al trabajo y generar la envidia de tus compañeros. ¿Qué mejor manera de retomar la jornada laboral que después de haber consumido una receta altamente refrescante? Este gazpacho demuestra que cualquier ingrediente, siempre y cuando se combine adecuadamente, puede ser apto para elaborar un aperitivo o un primer plato. Por tanto, la temporada de gazpachos, sopas frías y salmorejo ya ha dado su pistoletazo de salida, ¿a qué estás esperando para prepararlos?

Los ingredientes que deberás utilizar para elaborar este gazpacho de manzana los podrás adquirir en cualquiera de nuestros supermercados como El Corte Inglés, Caprabo o Mercadona.

• Dos pepinos
• Un tomate
• Dos manzanas verdes
• Un pimiento verde
• Tres huevos duros
• Una lata de atún natural
• Seis cucharadas de vinagre de manzana
• 300 ml. de agua helada
• Un diente de ajo
• Seis cucharadas de aceite de oliva
• Un trozo de miga de pan
Sal

Solo necesitarás diez minutos para saborear uno de los gazpachos más suaves que existen puesto que, entre sus ingredientes, no se encuentra la cebolla. Para prepararlo, reserva unos trozos de manzana, pimiento y pepino, los cuales nos servirán para decorar el plato. A continuación, tritura con la batidora el resto de pepino, manzana y pimiento verde junto a un huevo duro, la miga de pan que habrás bañado en vinagre unos minutos, el agua helada y el aceite de oliva hasta conseguir una masa homogénea.

En el momento de servir, prepara los tropezones. Para ello, trocea la manzana, el pimiento, el pepino y los huevos duros que quedan para, posteriormente, juntarlos con el atún desmigado y el tomate cortado en daditos. Por último, pon los tropezones sobre la sopa fría y, ¡ya estará lista para ser consumida!

3. Gazpacho de cerezas

Gazpacho de cereza

Si te encantan las cerezas, no puedes desaprovechar la oportunidad de probar este exquisito y fascinante gazpacho. Por lo tanto, ya no tienes excusa para elaborarlo cuanto antes. Además, este rico manjar sigue la receta original, aunque con la presencia de menos ingredientes donde la cereza figura como el producto estrella. Como recomendación y para asegurar de que te chupes los dedos, es recomendable añadir, a la hora de presentarlo, un poco de jamón serrano para jugar con el contraste dulce y salado.

Antes de ponerte manos a la obra, prepara todos los ingredientes y, si te faltase alguno, pídenoslo en tu supermercado favorito como Carrefour Market, DIA o El Corte Inglés. ¡Qué la falta de tiempo o la pereza de bajar a comprar no te impida disfrutar de unos de los manjares más tradicionales del verano!

• 500 gr. de tomates maduros
• Medio pimiento rojo
• Un diente de ajo
• 50 gr. de cebolla
• 250 gr. de cerezas
• Dos cucharadas de vinagre de Jerez
Sal
Pimienta molida
• Cuatro cucharadas de aceite de oliva
• 100 ml. de agua

No hay que ser un experto cocinero para disfrutar de un delicioso gazpacho de cerezas. En primer lugar, deberás quitarle el hueso a las cerezas que vas a utilizar. A continuación, lava, pela y corta los tomates, el pimiento, la cebolla y el ajo para, posteriormente, reservar cada ingrediente por separado. Coge la batidora y tritura primero los tomates. En el momento en el que logres una salsa líquida, incorpora las cerezas, el pimiento, el ajo, la cebolla, salpimienta al gusto y continúa batiendo.

Cuando se consiga una textura cremosa y uniforme, será conveniente añadir el aceite de oliva y el vinagre. Se deberá hacer poco a poco, mientras se vuelve a batir la mezcla. De esta manera, el gazpacho se emulsionará y la parte líquida no se separará de la sólida. Antes de servir en un vaso, pasa la mezcla por un colador para eliminar los posibles trozos de piel o las pequeñas pepitas que puedan haber quedado. Si lo deseas puedes decorar el gazpacho de cerezas con un poco de albahaca, queso mozzarella o cualquier ingrediente que consideres oportuno. ¡El emplatado lo dejamos a tu elección!

4. Gazpacho de zanahorias

Gazpacho de zanahorias

El gazpacho de zanahorias no debería faltar en una dieta saludable y equilibrada al ser una receta ligera, con la que conseguirán uno de los objetivos más perseguidos durante el verano, tener un vientre plano. A nivel nutricional, las zanahorias aportan al cuerpo elevadas cantidades de minerales, vitaminas y carbohidratos, además de ayudar a tener una piel morena. Esto es debido a que se incrementa la producción de melanina, el pigmento que protege la piel de las radiaciones solares nocivas. Como veis, todo son beneficios, ¿todavía no te hemos convencido para introducir el gazpacho de zanahorias en tu menú?

Ingredientes

• 500 gr. de zanahorias
• Dos dientes de ajo
• Un limón
Comino
Perejil fresco picado
Sal
Pimienta
• Tres cucharadas de aceite de oliva

Antes de comenzar a realizar la receta, asegúrate que cuentas con todos los ingredientes a mano. De lo contrario, entra al establecimiento que más te guste como, por ejemplo, Caprabo, DIA o El Corte Inglés y pídenos los que te falten.

Su elaboración es muy fácil y rápida. Para empezar, rellena una olla con agua y hierve las zanahorias, las cuales habrás cortado previamente en rodajas. Cuando estén listas, sácalas del fuego, déjalas enfriar y bátelas al tiempo que, poco a poco, vas añadiendo el resto de ingredientes, a excepción del aceite y el perejil fresco. En el momento en que se haya obtenido una crema líquida, habrá que verter el aceite para conseguir una pequeña emulsión. Deja que la mezcla se enfríe en la nevera y, cuando la vayas a consumir, espárcele por encima un poco de perejil picado y, ¡listo!

5. Gazpacho de melón

Gazpacho de melón

El melón es una de las frutas y verduras del verano por excelencia, razón por la que se nos ocurren numerosas recetas ligeras, refrescantes y sabrosas que podemos elaborar como, por ejemplo, el gazpacho de melón. Sin embargo, no solamente nos aporta frescura al organismo, sino que también permite que nos beneficiemos de enormes propiedades nutritivas. El melón está formado por un 90% de agua, por lo que actúa de maravilla como diurético, ayudando a eliminar las toxinas acumuladas y a prevenir la retención de líquidos, entre otros aspectos.

Ingredientes

• Un melón
• Dos tomates
• Medio pimiento
• Medio diente de ajo
• Media cebolla
• Medio pepino
• 60 gr. de pan del día anterior
Aceite de oliva
• Una cucharada de vinagre
• Un poco de sal gruesa

Estos ingredientes los podrás encontrar en cualquiera de nuestros supermercados como El Corte Inglés, Mercadona o Carrefour Market. De esta manera, si no dispusieses de algún producto, no dudes en pedírnoslo y, en una hora o a la hora que tú elijas, podrás tenerlo en tu casa para empezar a elaborar esta delicia de receta.

En primer lugar, parte el melón y elimina todas las semillas de su interior. Después, córtalo en pequeños trozos y tritúralos con la batidora. Por otra parte, lava y corta los tomates, el pimiento, la cebolla y el pepino para, a continuación, introducirlos junto al melón. Sigue batiendo y, en el momento en el que obtengas una textura cremosa y uniforme, añade el pan junto al diente de ajo y, de nuevo, bátelo todo junto.

Más tarde, agrega un chorro de aceite, el vinagre y la sal y remuévelo todo con una cuchara. Por último, mete el contenido en la nevera y no lo saques hasta que vayas a consumirlo. Para presentar el plato, te recomendamos que pongas sobre la superficie unos picatostes, un poco de huevo duro o unos trocitos de jamón serrano.

A través de estas cinco ideas de gazpachos podrás pasar un verano totalmente refrescante. Las variedades que existen son innumerables, razón por la que puedes echar a volar tu imaginación y comenzar a realizar tus propias recetas. Y a ti, ¿cuáles son los que más te gustan?

Imágenes de Martín Berasategui, Cocinillas, Dieta Coherente y NaturSan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.