Música, comida y buen rollo: hemos vivido la experiencia Food truck en primera persona y sí, es tan molona como parece.

Hemos dejado nuestra querida oficina por unos días para vivir la experiencia Food truck de primera mano: vida al aire libre, buena música de fondo y rica comida acompañándonos en todo momento. Nos embarcamos en esta gran aventura junto a los chicos de The Funky Corner, un grupo de amigos músicos que un día decidió alimentar a sus clientes a base de hamburguesas y buen ritmo.

esta es la experiencia food truck que vivimos cerrada

Lo primero es lo primero: conseguir suministros

Antes de ponerse en marcha y empezar a rodar, es esencial tener una buena planificación de todo lo necesario. Hablamos con Cayetano, el cocinero:


Cuando tenemos un evento los días previos hay que empezar los preparativos, calcular cuánta comida debemos preparar, si tenemos que llevar bebida, la música…

¿A qué no adivináis qué app usamos para conseguir todos los suministros que necesitábamos? ¡Exacto, Lola Market! Y una vez comprado todo, nos ponemos en la carretera hasta llegar a nuestro destino: un evento multitudinario al aire libre.

Buena comida y buen ambiente, no se puede pedir más

Ya puestos en materia, los cuatro componentes se dividen las tareas: mientras uno cocina, otros están sirviendo y preparándolo todo a gusto de los clientes. Exactamente igual que un restaurante. En ese caso, ¿por qué optar por la venta itinerante?


Inicialmente pensamos en abrir un local pero vimos que el movimiento Food truck se adaptaba más a nuestro espíritu de acercar la música negra a la gente y crear allá donde vamos un ambiente de reunión lleno de buena música y buena comida en el que todo el mundo baile, compartan y disfruten juntos.

Porque, lolamarketeros, el ambiente es fundamental para crear la experiencia Food truck. Daba gusto ver a la gente comiendo mientras contoneaban su cuerpo al son de la música, familias enteras disfrutando de un día juntos o simplemente jóvenes hambrientos que necesitaban reponer fuerzas después de un día de mucho movimiento.

esta es la experiencia food truck que vivimos abierta

Nosotros también nos pusimos manos a la obra y ayudamos en todo lo que pudimos. No veáis cómo nos quedó la ternera, el pulled pork, las opciones veganas… Y todo ello, acompañado de muy buen rollo.

Una vez acabamos esta magnífica experiencia, toca recoger y volver a casa. Porque los chicos de The Funky Corner combinan este trabajo con otras actividades que realizan de forma individual, de manera que se ahorran uno de los principales problemas de estos establecimientos: la incertidumbre. ¿Asistirá suficiente gente?, ¿cumpliremos nuestras previsiones?.

En definitiva, la experiencia Food truck ha sido de 10. Algo que os recomendamos probar a todos y vivir al menos una vez en la vida. Transmitir alegría a la gente a través de la comida y la música, como dice el lema de The Funky Corner: “Feed your soul” ¿no os parece precioso? Ahora que viene el buen tiempo, aprovechad.

2 comentarios sobre “Música, comida y buen rollo: hemos vivido la experiencia Food truck en primera persona y sí, es tan molona como parece.”

  1. Fantástica idea el foof truck, sin duda una fantástica experiencia y forma de acercarte y ofrecer alimentación saludable de forma diferente: es cómoda, muy accesible y cercana y una experiencia genial. Me apunto para la próxima, saludos y buen día. Nuria

    1. ¡Gracias Nuria! Una experiencia inolvidable, sin duda. ¡Te avisamos la próxima vez que salgamos a la carretera!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.