Los productos de marca blanca que debes probar, al menos, una vez

Siempre hemos crecido rodeados de una determinada marca, lo que hace que, con el tiempo, sintamos predilección por ellas. Por ejemplo, abres un detergente, lavas la ropa, la hueles y descubres ese embriagador aroma que te traslada a otro tiempo, a otra época. ¿Cuántas veces te han sacado Nesquik y te has quedado mirando con mala cara porque tú preferías Cola Cao, o viceversa? Lo mismo ocurre con Pepsi y Coca-cola, creando una rivalidad sana entre sus consumidores, sobre todo en los bares. Sin embargo, algunos cambios que ocurren en tu vida o la necesidad de apretarte el cinturón, te obligan a dejar atrás y decir adiós a esas marcas para centrarte en otras más económicas. Y, es aquí, donde entran en juego la marca blanca.

Sigue leyendo Los productos de marca blanca que debes probar, al menos, una vez